Weretilneck decretó la Emergencia de la Obra Pública

El gobernador, Alberto Weretilneck, firmó hoy el Decreto de Necesidad y Urgencia por el cual se declara la Emergencia de la Obra Pública en la Provincia.

Allí se establece la aplicación retroactiva del nuevo sistema de redeterminación de precios en los contratos vigentes.

El Mandatario Provincial firmó el decreto durante el acto de rúbrica de convenios entre el Instituto de Planificación y Promoción de la Vivienda (IPPV) y distintos Municipios para la distribución de planes habitacionales.

Esta retroactividad podrá aplicarse hasta la fecha de entrada en vigencia de la Ley Nº 4735, respecto a los contratos de obra pública en ejecución o con recepción provisoria en tanto no hubiera transcurrido un plazo mayor de 180 días de la misma.

La norma se fundamenta en la situación por la que atraviesa el sector de la construcción y particularmente de la obra pública, como consecuencia del proceso inflacionario y el incremento de precios de insumos y materiales, lo cual impacta negativamente en la ecuación económica financiera de los contratos en etapa de ejecución.

Ante esta realidad, se avanzó en la creación de una nueva metodología de redeterminación de precios para acompañar a la actividad, procurando sostener el equilibrio en la ecuación económico financiera necesaria para la ejecución de la obra pública.

En este marco, a los fines de dar solución a esta problemática, se dictó el Decreto Nº 1313 el pasado 6 de octubre, por medio del cual se estableció la nueva metodología para la redeterminación de precios de los contratos de obra pública, pasando a realizarse en forma mensual, adoptando los índices de variación publicados por la Cámara Argentina de la Construcción.

No obstante, se avanzó en la búsqueda de soluciones que impacten de modo retroactivo en los contratos en curso de ejecución, en virtud de lo cual se dictó el Decreto de Necesidad y Urgencia que establece la emergencia de la Obra Pública en Río Negro, firmado hoy por el Gobernador Weretilneck.

“Con estas medidas esperemos que se pueda resolver la cantidad de dificultades que se han presentado en la obra pública provincial”, resumió el Mandatario.
En este marco, hizo referencia a la influencia del proceso inflacionario y el incremento de precios “en el sistema de costos de la obra pública”. Explicó que como consecuencia de esto se ha generado, por un lado, la paralización de algunas obras y el desempleo de muchos trabajadores de la UOCRA, lo que además se suma a los problemas en el financiamiento y la situación económica financiera de las empresas constructoras.

“Si la Provincia seguía con el mismo sistema de redeterminación y actualización de precios, la obra pública provincial iba a ser absolutamente inviable. Con los valores y precios fijados hace dos o tres años, con lo que ha pasado con el índice de precios en todo este tiempo, se iba a generar que no pudiéramos terminar las obras. Además no íbamos a poder continuar con otras y menos iniciar obras nuevas”, sostuvo.

Weretilneck explicó que el objetivo del Decreto Nº 1313, firmado la semana pasada, es “generar un nuevo sistema de redeterminación de precios por parte del Estado provincial y en vínculo con las empresas”. Señaló que “esencialmente se abandonan los datos que se tomaban anteriormente producto del INDEC nacional o de índices que tenía la Provincia y se toma un índice mucho más realista y sensato, que es un mix de datos de la Secretaría de Estadística de la Provincia en conjunto con los que toma la Cámara de la Construcción”.

“Por otro lado cambiamos la actualización semestralmente por otra mensual. Esto tiene dos ventajas. Por un lado que las empresas no dejan de actualizar de forma permanente sus precios, con lo cual no se desvaloriza el capital del trabajo y la obra puede continuar y por otro lado, hace a la previsibilidad de las finanzas públicas”, explicó.

“Desde el momento en que se elabora el presupuesto oficial, a partir de las nuevas licitaciones van a estar incorporados los cálculos y las actualizaciones que ahora van a ser mucho más cotidianas, lo cual nos va a permitir también no encontrarnos con distintas circunstancias que complicaban la obra”, resaltó más adelante.

Por otro lado, Weretilneck explicó que a través el Decreto de Necesidad y Urgencia firmado hoy “la Provincia va a pagarle a las empresas con retroactividad a la asunción de nuestro Gobierno, es decir, a los primeros días del mes de enero de 2012”.

“Esto significa volver a darle a las empresas que han tenido obras en la provincia el capital de trabajo necesario que, por las circunstancias que ya expliqué, hacia que muchas de estas obras corran peligro”, detalló.

“Este nuevo sistema y el reconocimiento de las diferencias a enero de 2012 significan para la provincia un esfuerzo presupuestario importante, pero como siempre, nosotros aspiramos a que los trabajadores tengan trabajo. Sabemos que ni a los trabajadores ni a los gobernantes nos gusta el subsidio, porque ello debe ser una cuestión de emergencia. Y la mejor manera de evitar esto es generando condiciones claras de vínculos entre el Estado provincial, las empresas y los trabajadores”, resaltó luego.

Asimismo, Weretilneck dijo al sancionar el Decreto de Necesidad y Urgencia “estamos cumpliendo con el marco constitucional, para seguir trabajando con los intendentes, no sólo en las obras del IPPV sino también en las obras públicas”.
Finalmente, el gobernador resaltó el trabajo que se está haciendo en el organismo habitacional a partir de la etapa conducida por Alejandro Echarren. “Actualmente todos los cargos de jerarquía están siendo ocupados por empleados de planta permanente, con lo cual por primera vez en mucho tiempo el propio personal del Instituto está llevando adelante la gestión y eso es una satisfacción y un reconocimiento a una de las instituciones más importantes que tiene la Provincia”, sostuvo al respecto.